Sitra lanza un nuevo sistema para el tratamiento de aguas de elevada complejidad mediante el uso de membranas vibratorias

sitra

Sitra ha presentado un nuevo sistema para el tratamiento de aguas de elevada complejidad mediante el uso de membranas vibratorias, una tecnología que no existe actualmente en España y que permite obtener un alto rendimiento para osmotizar aguas complejas.

El objetivo del proceso de ósmosis inversa -ampliamente conocido en el tratamiento de aguas en la industria- es separar las sustancias que se encuentran en el agua en un lado de la membrana (concentrado) y obtener una solución diluida baja en sólidos disueltos (permeado).

Los procesos de osmosis tradicional utilizan membranas de enrollamiento espiral y por ello no pueden ser utilizados para aguas de elevada complejidad, por ejemplo, en aguas residuales con elevada carga de sales y concentraciones muy elevadas de materia orgánica. Además, este tipo de efluentes no puede tampoco ser tratado por sistemas convencionales de eliminación de materia orgánica ya que la elevada concentración salina dificulta los tratamientos mediante procesos biológicos.

Estas limitaciones de la ósmosis tradicional para el tratamiento de las aguas complejas han llevado a que este tipo de vertidos sean tratados generalmente como residuos líquidos y gestionados mediante gestor autorizado a una planta de tratamiento de residuos. Cabe destacar que esto tiene unos elevados costes económicos y medioambientales, ya que conllevan el transporte de los residuos para la gestión.

Como solución a esta problemática medioambiental, Sitra ha implantado una nueva tecnología mediante un sistema de membrana de osmosis vibratoria. Esta membrana tiene una composición química similar a la membrana espiral, pero su configuración es completamente diferente, y la vibración que se añade al sistema, evita en gran medida la precipitación de sales y materia orgánica en la membrana, consiguiendo, además, un elevado porcentaje de conversión (cercano al 80%), lo que minimiza el coste posterior del concentrado generado, en caso de ser necesario, consiguiendo además un permeado de elevada calidad, que puede ser reutilizado en el proceso.

Este tipo de soluciones tecnológicas hace viables tratamientos que anteriormente eran impensables, dotando a la industria de herramientas que la hacen más competitiva y, a la vez, favoreciendo la circularidad de los residuos, al permitir la reutilización de aguas en procesos industriales.